EN EL ESCENARIO CON GUITARRAS RELISH! - ARRK

EN EL ESCENARIO CON GUITARRAS RELISH!

2-on-stage-with-relish-guitars-

Relish es un fabricante suizo de guitarras eléctricas fundada en 2010. Silvan Küng, director general y cofundador de la marca, confió en las innovaciones técnicas para dar una nueva dinámica a estos instrumentos. El resultado: ¡las guitarras Relish ofrecen una excepcional versatilidad tonal y facilidad de ejecución! Y tienen muchos seguidores como Philip Campbell, ex guitarrista de Motörhead, o Lionel Loueke quien ha tenido un ascenso meteórico en los últimos diez años. Sobre la base de su éxito, la startup suiza está entrando en la escena internacional.

on-stage-relish-guitars
© Relish Guitars

Una serie de 300 piezas de aluminio mecanizadas

Las guitarras Relish están hechas de aluminio para darles un excelente agarre y optimizar su peso. La tecnología de mecanizado CNC ha sido clave para obtener la forma singular de estas guitarras. De hecho, este proceso ofrece una libertad de diseño incomparable, muy apreciada en los sectores artísticos.

“Para este proyecto, estábamos buscando un socio que pudiera producir una serie de 300 conjuntos de piezas de aluminio, el soporte central del cuerpo de la guitarra Mary, con una calidad de construcción impecable”, dice Silvan Küng. Después de una fase inicial de prototipos para validar el material, el color y la apariencia de las piezas, rápidamente comenzamos la producción en serie.

Acabados de alta calidad en el punto de mira

La apuesta de esta nueva colaboración también fue de naturaleza estética porque las partes visibles de las guitarras se encontrarían en el centro de atención de escenarios y cámaras de todo el mundo. Debían ser capaces de integrarse perfectamente en el mundo de la marca Relish. Nuestros acabados tenían que ser impecables. Hemos respetado precisamente la tonalidad y el color del aluminio definidos en las especificaciones. Para evitar huellas dactilares de los músicos en su guitarra, realizamos un acabado cepillado en nuestros talleres, seguido de un paso de anodizado. “La petición del cliente era muy clara: teníamos que asegurar la repetibilidad de la producción y suministrar una serie de piezas estrictamente idénticas, lo que representa un reto en el mecanizado”, especifica Pascal, Project Manager.

Las discusiones técnicas regulares y constructivas entre Relish y ARRK han contribuido al éxito de este proyecto. “Trabajamos de forma iterativa, lo que permitió al equipo de ARRK integrar nuestros problemas y revisar todos los puntos clave”, concluye Silvan Küng. Fue una colaboración eficaz: tan pronto como se validaron los prototipos, el pedido se pudo entregar en 20 días.

Más información sobre Relish